Estrategias matemáticas

Hay varios juegos en los que el jugador tiene algún poder de decisión después de haber hecho su apuesta.

Por ejemplo en el Blackjack puede pedir carta o plantarse, abrir o doblar. En el Poker se puede retirar o puede ir haciendo apuestas posteriores. Todo ello en función a las cartas que van saliendo.

Y evidentemente hay decisiones mejores y peores. Las estrategias matemáticas (también llamadas “Estrategias básicas”) definen la mejor manera de jugar cada mano, dependiendo de las cartas del jugador y un crupier en un momento dado. No existen las corazonadas, sólo las matemáticas y probabilidades. Cada jugada tiene una forma óptima de jugarse, aquella que más probabilidades de ganar tiene.

Y esto se puede calcular de dos maneras:

  • A priori, a través de todas las combinaciones posibles de cartas y sus posibilidades de ganar o perder
  • A posteriori, procesando millones de veces la misma jugada (simulación por ordenador) de varias maneras distintas y ver los resultados de cada una

 

Ambos procedimientos llegan a idénticas conclusiones: para cada combinación de cartas del jugador y crupier existe una forma de jugar que es la mejor. Eso no quiere decir que se vaya a ganar siempre, sino que es con la que menos dinero se perderá a la larga. Hay jugadas muy malas con las que casi seguro se va a perder, se use la estrategia o no, pero usándola se perderá menos veces. Y lo contrario, jugadas con las que es muy fácil ganar da igual lo que se decida, pero se ganará más usando la estrategia.

Dentro de ellas y para el mismo juego, las hay más o menos complejas. Cuanto más complicada sea, mejor resultado obtiene pero más difícil de recordar y utilizar es, con lo cual se pueden cometer errores. En esta web se explican estrategias simples para la mayoría de juegos excepto el Blackjack, para el que se explican todas.

La recomendación es obvia: hay que seguir la estrategia de cada juego siempre. Esto hará que a la larga, perdamos menos dinero. Cuanto más se desvié el jugador de la estrategia, más perderá.

En cada página de juego concreto se explica su estrategia si la tiene. Es el caso de:

  • Blackjack
  • Todas las modalidades de Poker contra el casino

 
Y los que no tienen estrategia (porque una vez ha apostado el jugador ya no decide nada) son:

  • Ruleta
  • Baccarat (Punto y Banca)
  • Dados

 
Aunque estos últimos juegos no tengan estrategia también hay que aplicar la lógica con ellos, porque hay apuestas mejores que otras (y obviamente son a las que debemos confiar nuestro dinero).