Charla con una crupier de Las Vegas

Tuvimos la suerte de conocer a una crupier española durante nuestro viaje a Las Vegas en abril de 2018. Nacida en Alcalá de Henares, Consuelo llegó a la ciudad hace más de 45 años y lleva trabajando de crupier más de cuarenta. Así pues su experiencia y conocimiento, tanto de la ciudad como de mundo de los casinos, es enorme. No podía dejar pasar la oportunidad de entrevistar a alguien así, ya que sus vivencias y opiniones tendrían por fuerza que ser muy interesantes. Por supuesto que así fue. Además Consuelo es una de las personas más alegres y divertidas que conozco. Siempre simpática y de buen humor, contagia su alegría a los que están alrededor. Por eso es tan apreciada tanto por sus clientes del casino como por sus amigos, entre los cuales tengo el placer de contarme. Como no podía ser de otra manera, la entrevista fue amena y divertida a la vez que interesante.

 

La ciudad

¿Cuándo llegaste a las Vegas por primera vez? ¿Dónde empezaste a trabajar?

Por primera vez llegué en 1972. Tuve diferentes trabajos de limpieza y en tiendas estilo El Corte inglés. Luego en 1978 me metí en una escuela de crupieres y en una semana estaba lista para las mesas de Blackjack. Empecé a trabajar en el California Hotel, en Downtown.

He estado en varios casinos. En Caesar’s Palace fue mi mejor trabajo. Nos daban dinero en mano en un sobre todos los días de las propinas. Hice bastante dinero, me volví a España un año y me lo fundí, me di la gran vida, jajajaja. Pedí 3 meses de excedencia y estuve un año. Intenté volver a trabajar ahí pero no me dejaron.

He estado en el Hacienda, que ya no existe (estaba donde está ahora el Luxor). También en el Dunes, que estaba donde está ahora el Bellagio. El Desert Inn, que también fue demolido, en el Imperial Palace, el Binion’s Horseshoe (donde se celebra el famoso World Series of Poker), Mint…. He estado en muchos, porque yo soy una mujer que si me miraban de una manera rara o me querían hacer de menos yo les decía: “tú quien te crees que eres, me voy” y dejaba el trabajo.

 

¿Había casinos que eran propiedad de la mafia?

Si, en aquella época muchísimos. Uno de ellos que hasta hace poco lo era es El Cortez, en el Downtown. El mafioso Siegel fue dueño, que trataba además con Frank Sinatra, quien estaba relacionado con la mafia. En el MOB museum lo explican muy bien.

Había más mafia en los casinos en Reno que en Las Vegas. Lake Tahoe era el número uno para la mafia, había túneles para que los mafiosos pudieran escapar de los hoteles.

 

¿Cuándo acabó la mafia en Las Vegas?

Yo creo que nunca ha acabado. Mucho dinero corre y mucho se blanquea aquí, de forma descarada. Ahora no se llaman mafias, sino corporaciones. Es la nueva generación de jóvenes millonarios que han cambiado Las Vegas.

Antes a los clientes se les ofrecía comps. Si jugaban y ganaban el casino les ofrecía comida y alojamiento gratis para que volvieran a jugar y así el casino intentar recuperar una parte de ese dinero. Esto se hacía mucho más antes que ahora. Para que te den ahora un comp, tienes que jugar una barbaridad de tiempo y dinero. Y entonces te ofrecen algo.

La mafia sigue, cómo van a soltar un negocio como este, lo encubren como otra cosa pero sigue siendo mafia. Pero ya no es estilo mafia italiana, como salía en las películas. Eso ya no es posible, el gobierno está involucrado en el control del juego.

Te voy a contar una anécdota. Yo trabajaba en el Binion’s, que antes se llamaba Horseshoe, en el turno de noche. Todas las mañanas venía una señora mayor, que era la dueña. Que si la veías, te daban ganas de darle una limosna por la ropa que llevaba. Venía con dos bolsas de papel, entraba en la caja y por ahí salía la mujer todos los días con las bolsas llenas de dinero que se llevaba. Eso no se declaraba, era blanqueo. A mí me llevaban a una sala donde contábamos el dinero que se quedaba en las mesas. Y llegué a ver en un solo día 5 millones de dólares. Contando el dinero y poniéndolo en fajos, con cámaras por todas partes vigilándonos. Pues esta mujer se llevaba todos los días el dinero en las bolsas.

 

¿Te gusta más la ciudad antes o ahora?

Me gusta más ahora. Es más vistoso, más sofisticado. No se trata tan bien a los clientes, pero es muchísimo más bonito ahora. Cuando me volví a España en 2003 y volví en 2011, habían hecho muchos nuevos casinos de estilo moderno: Aria, Cosmopolitan….. Personalmente el cambio ni me afecta ni me deja de afectar, pero la ciudad ahora es más llamativa.

 

¿En qué zona vives?

Pues vivo en la misma calle Fremont, pero más abajo, no donde está la parte conocida. Es una calle muy larga, estoy a 3 millas de la zona de los casinos. Si no pillo los semáforos en rojo, llego en 5 minutos en coche.

 

¿Qué es lo que más te gusta de vivir en Las Vegas?

Que puedes hacer lo que quieras a la hora que quieras. ¿Te apetece ir de compras? A la hora que quieras. ¿Te levantas a las tres de la mañana y quieres comer algo y no quieres cocinar? En cualquier casino puedes comer un desayuno bien hecho. Puedes comprar también comida en cualquier tienda, está todo abierto las 24 horas.

 

¿Y lo que menos?

Que no hago el suficiente dinero, jajajaja, que no estoy trabajando en un buen casino como el Cosmopolitan, que es donde mejores propinas dan. La gente no es amigable, es difícil hacer buenos amigos. La gente te habla como si lo fueran, tu saludas a todo el mundo y todo el mundo te saluda, pero es superficial.

Te voy a poner un ejemplo. Si alguien tiene un problema personal, no le molestes, quiere su espacio. Entonces no te devuelve el saludo un día y al día siguiente pues ya no te apetece saludar a esa persona. Pero ese día ya se le ha pasado el problema y entonces te dice “eh, ¿por qué no me saludas?”. Son volubles y además bastante chivatos.

 

Casinos y crupieres

 

¿Qué es lo que más te gusta de ser crupier?

En el casino donde trabajo me gusta porque puedes hablar y divertirte con los clientes, reírte, decir chistes, es como una mesa familiar, que nos conocemos todos. El ambiente es muy bueno. En otros casinos no puedes hablar. Vienen muchos clientes a mi mesa sólo porque se divierten conmigo. Muchos dicen “¿te acuerdas de mí?, que estuve hace un año aquí”. Pero claro, no es posible acordarse de todos, pasa tanta gente a diario por el casino…

Hay personas que empiezan a ganar y te dan propinas y propinas y más propinas, pues de esos me acuerdo más. De otros te acuerdas por el contrario, “este es el que ganó un montón de dinero y no me dio ni un centavo, a ver si le puedo limpiar, jajaja”. La parte social de mi trabajo es bonita.

 

¿Y lo que menos te gusta?

La relación con los jefes del casino y los otros crupieres. Nos llevamos bien pero a veces por tonterías absurdas puede haber roces personales, por el carácter de esta gente que te he explicado antes.

 

¿Se puede echar a alguien de un casino?

Eso se llama “dar un 86” a un cliente, es un código. Si estás borracho y armando mucho jaleo, o se forma una pelea o discusión, viene la Seguridad y te acompaña fuera. Si la cosa es grave, te pueden tomar una foto y entonces cada vez que te ven en el casino te echan. Pero es para ese casino, no para todos.

Otra cosa es las personas que hacen trampas. En este caso la foto la mandan a otros casinos para que no les dejen jugar. Con los contadores de cartas también, que aunque es legal, pero a los casinos no les gusta. Si alguien está muy borracho pero no arma jaleo o bronca, no lo echan. Pero si ven que está demasiado borracho, le cortan la bebida. O le dicen que se vaya a su habitación o a descansar, le pueden guardar el dinero en caja. Pero tiene que ser muy muy obvio, que estén que se caen.

 

¿Qué es lo más desagradable que te ha pasado con un cliente?

Miles de cosas, lo más desagradable no lo vi bien del todo, pero era un cliente masturbándose. Había una señora al lado suyo, yo le veía las manos debajo y que las movía pero no sabía lo que estaba haciendo, no me imaginé algo así. El hombre estaba borracho y cuando se levantó tenía toda la zona de la entrepierna mojada y el pene fuera. Yo dije “este hombre se ha hecho pis”, y dijo la señora “eso no era todo lo que estaba haciendo, se estaba masturbando”. La gente de seguridad le echó fuera.

También he tenido gente que me ha tirado fichas a la cara, porque perdían, o me han insultado.

 

¿Y lo más divertido?

Yo me divierto siempre porque voy con la actitud de amiga, estoy del lado del jugador. Yo no tengo control sobre las cartas pero te puedo tratar de ayudar o aconsejar sobre el juego. He tenido gente que han perdido pero por ser buenas personas, me han dado propinas, incluso perdiendo muchísimo. Decían “no importa, lo que me estoy divirtiendo no tiene precio”.

La propina suele ser de acuerdo a lo que gana el jugador. Los americanos saben que vivimos de las propinas. Si están ganando y no te dan propina, es lo que peor nos pueden hacer a los crupieres, más aun siendo amables con ellos.

 

¿Las propinas son para ti?

No, las repartimos entre todos. Las metemos en una caja común y se reparten de acuerdo a las horas que cada uno haya trabajado. Es una injusticia, porque hay gente más agradable o desagradable que otros, o que se lo curra más o menos. Y al final todos ganamos lo mismo.

Hay un casino pequeño que se llama Ellis Island que no es así, el único que yo conozco. En este la propina es para el crupier individual. De toda la gente internacional que viene, los europeos son los que menos propinas dan. Los que más son los anglosajones americanos. Muy pocos españoles vienen a Las Vegas, no se ven casi en los casinos.

 

¿Qué actitud tienen los casinos ante la ludopatía?

Aquí el juego te arruina, hay personas que se dejan el sueldo completo. A lo mejor ganan, entran con $1000 y llegan a $10000, pero no se van del casino hasta que lo pierden todo. No lo pueden controlar. No se les puede impedir jugar. Sólo hay panfletos “Cuando el juego deja de ser divertido” con consejos, teléfonos a los que llamar y asociaciones de ayuda. Se los dan a la persona por si los quiere leer. A los casinos les viene bien esta gente, porque ganan más.

Y el jugador no se puede auto prohibir la entrada al casino, ni el casino no puede prohibir la entrada a alguien por muy enfermo que esté. Si alguien hace algo malo, le pueden echar, pero no impedir que entren.

 

¿Cada cuánto tiempo descansáis? ¿Cuál es vuestra jornada laboral?

Por cada hora hay 20 minutos de descanso. Son ocho horas al día, seis horas en la mesa y dos de descanso. Y se trabajan cinco días a la semana.

 

¿Cómo se forman los crupieres?

Estuve en una escuela de crupieres en el 1978. Yo quería ser crupier de Dados, pero a las mujeres no nos dejaban: solo Blackjack y Ruleta. Tres o cuatro años después lo permitieron. De todas formas hay pocas crupieres de Dados, son casi todos hombres. Para ser un buen crupier de Dados, que es el juego más difícil (por la cantidad de pagos y apuestas que hay), necesitas un mínimo de cinco años de experiencia.

Y el más fácil es el Blackjack. La Ruleta también es difícil porque hay bastante pagos distintos y combinaciones de apuestas. Tienes que saber sumar cantidades grandes deprisa, por ejemplo: 312+58+36…

 

¿Sigue habiendo escuelas de crupieres?

Si, claro. Y en algunos casos el propio casino forma a las party dealers. Son crupieres femeninas jóvenes que trabajan de noche en algunos casinos, con poca ropa y también bailan. Cuarenta minutos en la mesa y otros tantos bailando. Las forman durante dos o tres semanas para aprender Blackjack, solo ese. Si a las tres semanas no lo han aprendido bien, las echan. Si lo hacen bien empiezan a trabajar en el Blackjack y luego pueden aprender otros juegos después.

En el caso de los crupieres normales puedes ir a una escuela o también te puede enseñar alguien que ya sepa, por ejemplo yo podría enseñarte. Los casinos te hacen una audition, para ver si puedes trabajar como dealer. Es un examen sobre los juegos que sabes, ven como manejas las cartas, las fichas, etc. Si demuestras que lo haces bien, te preguntan “¿cuándo puedes venir a trabajar?” Hay que pasar una entrevista y una prueba de drogas. Si llegas a esta es porque casi seguro que te van a coger, siempre que la pases. Hacen un análisis de pelo en el que quedan rastros de droga incluso hasta 6 meses. Y si la detectan, no te cogen, incluso siendo ahora la marihuana legal en Las Vegas.

 

¿Cuál es el juego que más te gusta?

El que más me gusta como crupier es la Ruleta. El Baccarat también. A los asiáticos les encanta y apuestan cantidades desorbitadas. Tienen derecho incluso a romper las cartas, en el caso de la modalidad de Baccarat en el que les dejan repartirlas. El que menos el Let it ride, que hay que hacer un movimiento tonto con las fichas que no me gusta nada. , es un juego bastante tonto. Pones 3 apuestas y recibes 3 cartas, que hay que estar empujando las fichas de los clientes constantemente, me saca de quicio. Es uno de los juegos llamados “de Carnaval”.

 

¿Qué son los juegos de carnaval?

Son variantes de póker que se aprenden rápido, porque no son difíciles. Me gustan, porque todos los juegos de póker son interesantes.

Hay varios: Missisippi stud, Let it ride, Three Card póker, Pai Gow Poker, Ultimate Texas Hold’em. Esta última es la que más me gusta. El Pai Gow Poker es un juego que va muy despacio. Puedes estar toda la tarde jugando con poco dinero, porque no se gana mucho ni se pierde mucho, hay muchos empates. Tiene dos manos y es muy fácil ganar una y perder otra.

 

¿Os dejan trabajar en otra cosa?

Si, se puede trabajar donde quieras, incluso en dos diferentes casinos de dueños distintos. ¿Te dejan jugar en tu casino? En los juegos de mesa no, sólo en las máquinas siempre que no haya jackpots grandes. Puedo ir también a los bares y restaurantes si no estoy trabajando.

 

¿Hay mucha diferencia de sueldo entre casinos?

Sí que la hay. En el casino donde yo trabajo yo saco a la quincena $1200 netos, contando las propinas y después de que me quiten los impuestos. Yo saco al año unos $35000. Si estuviera en el Cosmopolitan podría estar sacando entre 80000 y 100000.

Esto gracias a las propinas, porque el sueldo fijo es igual más o menos en todos los casinos: $7.25 la hora. Las party dealers ganan unas 3 veces más que yo. Jajaja por algún motivo los hombres les dan bastante más propina que a los/las crupieres normales.

 

Los años que estuviste de vuelta en España… ¿pudiste trabajar como crupier?

Mandé mi CV al casino de Aranjuez con una carta de presentación y no se dignaron ni a contestarme. En el de Torrelodones me dijeron que querían crupieres jóvenes y sin experiencia. No confiaban en los dealers con mucha experiencia y menos de Las Vegas, porque decían que podían hacer trampas.

 

¿Qué tipos de trama puede hacer un crupier en los casinos?

Una de ellas es compincharse con un jugador. De todas formas eso antes era mucho más fácil que ahora. Cuando tenemos un 10 o un As tenemos que mirar la carta tapada para ver si llevamos blackjack. Antes esa carta se miraba levantándola con la mano. Sabías exactamente qué carta era y podías hacer una seña al jugador para que pidiese o se plantase. Ahora no se puede hacer porque hay un sistema con una ventanita con la que se mira y sólo puedes saber si es una figura o un as pero no lo carta exacta que es.

Aparte de eso, los crupieres han tratado de robar fichas siempre, no de la mesa, sino de las propinas. Tú cuando te ibas de la mesa recogías tus propinas y las metías en una caja común, bajo la mirada del supervisor. Al final del día venían dealers de la comisión de propinas para contarlas. Hubo una dealer que venía con botas de cowboy y metía las fichas ahí.

También se han escondido fichas en el pelo, la camisa, la boca, todo lo que te puedas imaginar lo han intentado hacer. Eso sí, como te pillen no te dejan ya trabajar de crupier en su casino ni en ningún otro, incluso pueden ir a la cárcel.

 

Blackjack

Blackjack y contadores de cartas. ¿Siguen existiendo?

Claro que existen, lo que pasa es que ahora hay menos porque muchos juegos son con seis u ocho barajas y así es mucho más difícil contar. Antes con una o dos barajas era más fácil. No es ilegal y lo puedes hacer, pero los casinos no quieren. Te explico cómo funciona. Un jugador apuesta el mínimo todo el rato.

Suele ser una persona que no le gusta que hablen con él o le distraigan porque está bastante concentrado en contar las cartas. De repente el jugador sabe que las cartas le van a venir a su favor y apuesta por ejemplo $500. El crupier advierte al supervisor de que el jugador ha aumentado de repente su apuesta bastante cuando estaba jugando el mínimo. Eso le dice al supervisor que esté atento al jugador. El supervisor la primera vez lo deja pasar. Ocurre otra vez lo mismo. La segunda vez el supervisor habla con el casino manager. Este viene y observa al jugador. Y la tercera vez el casino manager limita la apuesta al jugador o le dice al jugador que se recoja su dinero y se vaya del casino.

Lo de pegar a los jugadores ya no ocurre, pero sí pasaba hace muchos años. Recuerdo una vez en un callejón que había entre los hoteles Binion’s y Mints. Un jugador ganó bastante, más de $80000 o así y la propia seguridad del casino le llevó al callejón, le pegó una paliza y le quitó el dinero. Eso fue hace muchos años, ahora ya no pasa, el jugador puede poner una demanda y gana seguro.

El casino puede echar a cualquiera por cualquier motivo que se les antoje, sin tener que dar explicaciones. O si te ven problemático, o vas con gafas de sol o capucha, lo primero que te dicen que te las quites, te tienen que ver la cara en todo momento.

 

¿Te pueden pedir el ID?

Cuando en un casino ganas un jackpot, un premio grande, te piden el ID para poderte pagar y gestionar el tema de los impuestos. El DNI español no vale, hace falta el pasaporte. A los únicos extranjeros que les permiten su ID nacional en vez de pasaporte, son los ingleses y canadienses.

 

¿Qué me dices del uso de teléfonos móviles en las mesas? Hay casinos que no lo permiten ¿es por hacer fotos o grabar vídeos?

No sé, quizá sea cuestión de hacer trampas, comunicándote con otro compañero. En mi casino hasta hace 3 semanas el jugador podía hacerlo, ahora pero lo han prohibido por ser un “technological device”. Si alguien quiere usar el teléfono se tiene que apartar de la mesa o irse a otra zona.

 

¿Cuánto dinero has visto ganar como máximo a alguien alguna vez?

Un cuarto de millón de dólares en una sola mano de Blackjack. También fue en el Binion’s, que era el único que no tenía límites de apuesta en esa época. Ahora todos tienen.

Yo trabajaba en el turno de noche. Me pusieron en una mesa de Blackjack de una sola baraja, con un hombre que tenía muchas fichas de colores que no había visto nunca. Estaban todos los jefes delante y en la primera mano le di un blackjack. Tres jefes me dijeron cuántas fichas tenía que pagarle y de que colores. Cuando conté vi que eran fichas de $10000 y $25000, sumando un total de $250.000 para esa apuesta. Y el hombre tenía fichas por más de un millón de dólares delante de él. Estuve 40 minutos en la mesa, no sé cuánto ganó al final.

En el Caesar’s Palace había una habitación que era como un casino privado, para muy grandes jugadores, fuera del área normal del casino (que también tiene zona de apuestas altas). Estas habitaciones privadas no las ve la gente normal. Me mandaron a mí con otros tres dealers. Yo estuve con un árabe que hacía apuestas millonarias y tenía como 8 mujeres alrededor de él. Madre mía, de medio millón de dólares una sola ficha.

 

Pues muchas gracias por todo, Consuelo. Ha sido un placer hablar contigo y he pasado un rato muy ameno e instructivo. Ahora podré compartir todo lo que me has dicho con los lectores de la web, seguro que estarán encantados.