Baccarat

Baccarat, también conocido como “Punto y Banca”, es un juego ya antiguo que parece complejo pero realmente es tan sencillo como tirar una moneda al aire y apostar por cara o cruz. Tiene una gran afición entre los jugadores asiáticos y se suelen realizar apuestas bastante altas. Las mesas son muy grandes y muchas admiten a más de diez jugadores. Todos juegan sentados.

El margen de la casa es pequeño, lo que le convierte en una buena opción.

 

Cómo se juega al Baccarat

Existen dos jugadores ficticios que se denominan “Punto” (player en inglés) o “Banca” (banker). Son dos zonas de la mesa donde se colocan las cartas. Los jugadores realmente no juegan. Lo que hacen es apostar que gana una u otra parte.

Las cartas las pueden repartir los jugadores por turnos o el crupier. Una vez se han hecho las apuestas se reparten dos cartas al Banker y otras dos al Player. Los valores de las cartas se suman y quien tenga mayor puntuación, gana. La puntuación de cada carta es su valor, incluido el As, que vale un punto. Las figuras y dieces no tienen valor, no suman nada y se ignoran.

Además, no existe el concepto “pasarse” como en Blackjack. Si la suma de las cartas excede de 10, entonces se quita el dígito de las decenas y se coge sólo el de las unidades. Por ejemplo:

  • 9 + 6 = 15 = 5. Se quita el 1.
  • 8+As = 9
  • 7 + 3 = 10 = 0
  • 6 + 6 = 12 = 2
  • Q + 7 = 7
  • K + 1 = 1

 
Con lo cual, la mejor jugada posible es 9.

Si uno de los dos (Banca o Punto) recibe 8 o 9 puntos, se tiene que plantar obligatoriamente. En caso contrario una complicada regla determina si una tercera carta tiene que ser repartida o no. El jugador no se tiene por qué saber esta regla. El crupier lo hace.

Más información sobre esta regla aquí:

https://en.wikipedia.org/wiki/Baccarat_(card_game)

No hay estrategia al no tener el jugador poder de decisión sobre la jugada de Player ni la de Banker. Al final es un juego de puro azar, de apariencia quizá compleja pero como la Ruleta o los Dados. El jugador apuesta y la jugada será la que decida la suerte.

La puntuación más alta gana. El jugador gana o pierde su apuesta dependiendo de por quién haya apostado.

El caso de empate está contemplado y el jugador pierde tanto si ha apostado por Banca o Punto. Se puede apostar también por el empate, aunque no se recomienda.
mesa de Baccarat
 

Pagos y margen de la casa

  • Si gana el Player, se paga 1 a 1 al jugador su apuesta. El margen de la casa es de 1.24%.
  • Si gana el Banker, se paga 1 a 1 pero el casino se queda un 5% de comisión que se cobrará cuando el jugador se vaya. Al final es lo mismo que pagar 20 a 19. El margen de la casa es de 1.06% (incluyendo ya la comisión).
  • Si empatan, se paga 8 a 1 al jugador. El margen de la casa es de 14.36%. Una barbaridad. NUNCA apostar a esto.

 
Estos márgenes son para cuando se juega al Baccarat con 8 barajas. No hay mucha diferencia jugando con menos.

Visto lo visto, está claro que es mejor apostar por la Banca. Dado que la diferencia tampoco es mucha, de vez en cuando se puede apostar por el Punto, para dar mayor variedad al juego.

¿Por qué el Banker tiene ventaja? Porque juega después y la regla de repartir su tercera carta depende de lo que ya haya hecho el Player. Tiene más información para jugar.

Se vuelve a insistir que esas reglas para coger tercera carta están ya escritas y ni el Punto ni la Banca pueden elegir. El crupier juega por los dos de forma automática, no decide nada.

No obstante a lo anterior, en el pasado sí que existieron versiones del Baccarat como el Chemin de Fer, que sí permitían al jugador tomar decisiones. Esto ya es muy raro, aunque parece que sigue existiendo en algún casino.

 

Variante simplificada de Baccarat

Los cobros de la comisión cuando gana el Banker puede ralentizar el juego y hacerlo más confuso. Para evitar todo este engorro, hay una variedad en la que el casino NO cobra comisión si gana el Banker.

Como lo anterior beneficia al jugador, el casino lo contrarresta con una variante. Si el Banker gana con una puntuación de 6, sólo se paga al jugador la mitad de lo que apostó. El pago no es 1 a 1, sino 0.5 a 1.

Efectivamente esto simplifica el juego al no utilizar comisiones pero para el apostador es peor. El margen de la casa apostando por el Banker pasa del 1.06% al 1.5%. Jugando con esta variante, el jugador es mejor que cambie su apuesta al Player.

 

Recogida de tendencias

Es usual ver en las mesas de Baccarat a jugadores con papeles que reparte el casino, tomando notas de quién gana o pierde. Lo hacen para obtener tendencias y saber cómo apostar.

Todo esto es absurdo y lo único que hace es ralentizar el juego. Cada partida es independiente de la anterior y da igual que el Player haya ganado 7 partidas seguidas para que pierda o gane la siguiente (ver la Falacia del Apostador).

El buen jugador apostará siempre por el Banker (o Player si juega a la versión sin comisiones).

 

Ventajas e inconvenientes

Es un juego sencillo a pesar de su aparente complejidad. No tiene estrategia.

El margen de la casa es bajo y al jugarse despacio, se perderá poco dinero a largo plazo.