¿Abrir o plantarse?

Casi nunca nadie abre dieces, porque es una pena desperdiciar una muy buena jugada de 20 puntos.

La excepción son los contadores de cartas, que cuando la cuenta es muy alta, saben que quedan muchos dieces y figuras por salir y entonces abren esa jugada para tener dos jugadas de 20 en vez de una.

Luego también existen personas que cuando el crupier lleva un 6 ya se creen que han ganado la partida y hacen locuras como esta. Piensan que el crupier se va a pasar casi seguro. Y ya hemos visto que con un 6, efectivamente es con la carta que más se pasa, pero no llega ni a la mitad de las veces (42%).

Con lo cual, mejor no arriesgarse porque lo más probable es que no vayan a entrar otras dos figuras y se convierta una muy buena mano en dos manos peores.

En la gráfica se ve la cantidad de partidas que manos que se ganan o pierden usando una u otra opción.